Epilepsia en Latinoamérica

EEG Ambulatorio

EEG Prolongado: Se utiliza en los casos en que un EEG de rutina no provee la información necesaria para tomar una decisión médica. Puede durar algunas horas o hasta varios días. La mayor parte de los aparatos de EEG prolongado tienen un “botón de eventos” (este es un botón que se le pide al paciente que oprima cada vez que siente algo inusual) para que el paciente marque cuando ocurren los episodios.  De esta forma el doctor sabrá una vez que se complete el estudio en que puntos prestar mayor atencion cuando revise los gráficos.

Esta prueba es indicada cuando:
El diagnóstico de epilepsia no queda claro (para diagnosticar epilepsia versus eventos no-epilépticos)
El diagnóstico está claro, pero el tipo específico de epilepsia no se conoce
El paciente no está respondiendo al tratamiento
Se está considerando hacer cirujía de epilepsia

EEG Ambulatorio: es un tipo de EEG prolongado. Por lo general, se conecta al paciente al aparato en el consultorio del doctor o en una oficina hospitalaria de pacientes externos. El paciente vuelve a la casa con los electrodos colocados en la cabeza y con gazas que los tapan.  Lleva el “grabador” consigo; este graba y guarda la información del EEG. Cuando se completa el estudio, se devuelve el grabador al consultorio y la información es analizada por el médico.

Ventajas:
• No se requiere una internación hospitalaria y el paciente puede estar en su ambiente natural.

Desventajas:

• Si llega a ocurrir un evento, no es filmado por una cámara grabadora.
• Si hay un problema técnico, se podría perder el estudio en su totalidad ya que el técnico no tendrá forma de detector esto hasta que se devuelva el grabador.
• No se puede disminuir las dosis de medicación durante el estudio ya que podría ser muy peligroso hacer eso.

 

volver