Epilepsia en Latinoamérica

Electroencefálograma de rutina

EEG es una abreviación que se usa en Ingles para la palabra encefalograma (una prueba que se usa para medir la actividad eléctrica en el cerebro)

Aspectos Técnicos: Durante el EEG se colocan muchos electrodos en el cuero cabelludo para detector actividad eléctrica del cerebro; esto se transmite despues a una máquina.  Esta máquina de EEG produce gráficos compuestos de ondas que representan la actividad eleéctrica del cerebro. Se están evaluando diferentes partes del cerebro dado que estos electrodos están ubicados en diferentes partes del cuero cabelludo.  Un EEG de rutina puede hacerse mientras el paciente está despierto, adormecido o completamente dormido.  Por lo general, dura entre 20 a 60 minutos. En algunas ocasiones, el médico usa “medidas de provocación” tales como la hiperventilación, estimulación con luces (ej. Exposición a luces intermitentes) y deprivación del sueño para que aparezca la actividad epiléptica.

Interpretación de resultados: En un paciente que no tiene epilepsia, todos los electrodos muestran una actividad balanceada. En pacientes con epilepsia, algunos de los electrodos (epilepsia parcial) o todos (epilepsia generalizada) muestran un exceso de actividad eléctrica que se llama “espiga.” Por lo general, la espiga es un “marcador” de la epilepsia, pero no indica necesariamente que el paciente está teniendo una crisis en ese momento preciso.

Importante: no todos los pacientes que tienen espigas en su EEG tienen epilepsia (aproximadamente 2% de la población que no tiene epilepsia pueden tener espigas, y nunca desarrollarán crisis epilépticas ni epilepsia). Por ende, un “EEG anormal” por si solo no confirma un diagnóstico de epilepsia. Por otro lado, un paciente que tiene epilepsia podría tener un EEG en el cual no se observan espigas. Por lo tanto, un EEG “normal” no descarta la epilepsia como posibilidad.

 

volver