Epilepsia en Latinoamérica

Status epilepticus

El término status epilepticus se refiere a cualquier crisis ininterrumpida que dure más de treinta minutos.  Cuando una crisis dura tanto, es poco probable que se detenga espontáneamente y requerirá de atención médica inmediata.  La familia, amigos, cuidadores y compañeros de trabajo tienen que saber que si ven que la persona sufre una crisis que dura más de dos o tres minutos, deben llamar inmediatamente a personal de emergencia (en USA: 911).

El estatus epilepticus surge, generalmente, al dejar de tomar abruptamente la medicación antiepiléptica, ante la abstinencia de alcohol, infecciones cerebrales como la meningitis o la encefalitis, accidentes cerebrovasculares o heridas traumáticas en el cerebro.  Es un trastorno grave que, en EE. UU., cobra 50.000 vidas al año, y que puede tomar varias formas diferentes, entre ellas:

Status epilepticus parcial motor – Estas crisis prolongadas involucran solo a una parte del cerebro.  La persona está despierta y habla/interactúa con normalidad, pero experimenta sacudidas rítmicas persistentes en uno de los lados del cuerpo, por ejemplo la mano, el brazo o el rostro.  Requiere de tratamiento de emergencia, pero no suele poner en riesgo la vida de la persona.

Status epilepticus convulsivo generalizado – Estas crisis prolongadas involucran a todo el cerebro y producen actividad convulsiva en las cuatro extremidades.  Este trastorno sí pone en riesgo la vida de la persona y requiere una evaluación y tratamientos médicos urgentes.

Status epilepticus no-convulsivo – Esta crisis, que puede involucrar parte del cerebro o todo el órgano, es mucho menos grave que el status epilepticus convulsivo generalizado, y produce síntomas sutiles tales como parpadear, mirar fijo o estar confundido –o ninguna señal obvia–.  Es menos peligroso que el tipo convulsivo generalizado, pero igualmente requiere que se lo identifique y trate pronto.  Un registro de EEG continuo es la única manera de diagnosticar el status epilepticus no-convulsivo.

Status epilepticus mioclónico – Esta es otra crisis que involucra a todo el cerebro, y produce sacudidas prolongadas que pueden afectar a las cuatro extremidades.  Generalmente, es causado por una grave falta de oxígeno en el cerebro debido a una disfunción cardíaca, pero también puede presentarse en aquellos con epilepsia mioclónica.

El pronóstico depende de la causa y duración del status epilepticus.  En general, si el trastorno se debe a la falta de oxígeno en el cerebro –como en un accidente cerebrovascular o una disfunción cardíaca–, el resultado será menos favorable debido a la posibilidad de daño cerebral irreversible.  Obviamente, cuanto antes se lo diagnostique y se lo trate, mejor será el resultado.

 

volver