Epilepsia en Latinoamérica

Medicina no tradicional

Las formas no tradicionales de medicina pueden ser una alternativa para pacientes que no responden a las terapias convencionales. Sin embargo, no tienen efectos positivos comprobados directamente, y siempre existe el peligro de que presenten efectos secundarios y consecuencias adversas. Por lo tanto, nunca deben reemplazar el tratamiento tradicional y siempre se debe consultar con el médico antes de comenzar alguna de estas terapias.

Acupuntura
Esta técnica, que supone la inserción de agujas en puntos corporales específicos, se basa en la idea de que el cuerpo contiene un flujo de energía llamado “qi”, y que los síntomas de enfermedad afloran cuando esta energía está bloqueada. Se cree que la inserción de agujas desbloquea el flujo de energía y permite que el cuerpo se cure solo. No hay evidencia que confirme que la acupuntura pueda ayudar a controlar las crisis.

Homeopatía
La teoría detrás de la homeopatía es que la exposición a pequeñas cantidades de un preparado que produce los mismos síntomas que ya están afectando al paciente va a estimular los procesos de sanación en el cuerpo. Los preparados pueden incluir extractos de plantas, minerales e incluso tejido animal o humano. No hay evidencia que confirme que puede ayudar a controlar las crisis.

Terapia de oxígeno hiperbárico
Durante este tratamiento, el paciente respira 100% oxígeno mientras se encuentra bajo una presión atmosférica aumentada. Los informes son contradictorios sobre si esta terapia puede ayudar en el tratamiento del autismo o la epilepsia, y no existen pruebas sólidas que lo comprueben.

Medicina neuropática
La medicina neuropática combina la medicina occidental estándar con dietas terapéuticas y enfoques preventivos. Los médicos que trabajan con medicina neuropática son profesionales de la salud colegiados (a diferencia de los homeópatas, que no lo son). Aunque esta forma de medicina presenta posibilidades interesantes, aún se necesita mucha más investigación.

Medicina tradicional china
Aquellos que se especializan en esta forma de medicina antigua combinan hierbas chinas, dietas y acupuntura para tratar muchas afecciones médicas; pero se debe volver a advertir que, si bien esta forma de medicina es muy interesante, aún debe investigarse más.

 

volver